No encuentro mis síntomas: ¿Qué puedo hacer?